Enseñanzas de Chuang Tzu

Publicado: mayo 23, 2020 en Desaprender - Conciencia

 

6323368

 

Ya debéis conocer esta historia…

En una ocasión una rana del Océano llegó frente a un pozo y saltó a su interior. Allí se encontró con una rana, la rana del pozo, e hicieron amistad. Esta rana le preguntó:

– ¿De dónde vienes?

– Del Océano

– ¿Es más grande que este pozo? – preguntó la rana del pozo con la mirada cargada de sospecha…-

¿Cómo podría haber algo más grande que este pozo donde vivía? La rana Oceánica se rió y dijo:

– Es difícil decirlo porque no tengo con qué medirlo.

– Te daré alguna medida a ver si puedes… -dijo la rana del pozo-

Saltó un cuarto del pozo y otro cuarto a través y preguntó:

– ¿Es así de grande?

– No -dijo riendo la rana Oceánica…-

Saltó la mitad del pozo y preguntó:

– ¿Es así de grande?

– No -volvió a decir la otra rana-

Entonces saltó todo el pozo, entero, y dijo:

– Ahora no puedes decir que no.

– Puede que te sientas herida, y no quiero resultar ofensiva, pero la respuesta sigue siendo no -respondió la rana del Océano-

– ¡Lárgate de aquí, mentirosa! ¡No hay nada más grande que este pozo! No vas a engañarme… debes haber pensado que me engañarías, no puedo creer algo tan absurdo. ¿Cómo va a existir algo más grande que este pozo?

El dios del Océano le contestó ¿Puedes explicarle el mar a una rana que vive en un pozo? ¿O explicarle lo que es el hielo a una libélula estival?

 

Dice Lao Tsé: “La verdad no puede decirse. Y lo que puede decirse no puede ser verdad”

Dice Allan Watts: “El menú no es la comida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s